Wednesday, December 21, 2005

Interior

Ni de parranda ni muerta. Sólo desobligada.

Por fin Marco y yo tenemos vacaciones. Ya nos fuimos de compras por la Navidad. Odio ir de compras en estas fechas. Siempre termino estresada por casi arrancarle la ropa y cosas de las manos a los demás depredadores. En fin.

La ropa interior fue lo que me salvó de matar gente. No sé cómo no me dí cuenta antes, pero Marco tiene cierta fascinación por la lencería. Debí haberme fijado en que le gustaba verme vestirme sólo para volver a desvestirme. O de que mi tanga favorita desapareció (espero que no se la ponga) o de las veces en que me dejaba la ropa al cogerme. Este fin de semana, Marco parecía niño en dulcería cuando llegamos al departamento de lencería.

Necesitaba ropa interior. Procuro comprarla bonita, sí, pero no TAN bonita que no sea cómoda traerla todo el día. La ropa que me regaló es para cuando sabes que no la traerás mucho tiempo.

Roja, negra, rosa, blanco y beige. Sostenes, tangas, boxers de encaje y baby doll. Lo bueno fue que yo no pagué. Lo mejor fue que se la modelé en casa. Lo peor fue sentirme tan expuesta.

Lo hemos hecho en lugares semipúblicos, frente al espejo, con la luz prendida, a plena luz del día e incluso masturbándome, pero el que me viera con esa ropa y yo caminando por la habitación sólo con un baby doll blanco y tanga rosa y zapatos de tacón de aguja me dió vergüenza.

No soy una modelo. Jamás lo seré. Ni de zapatos, para acabar pronto. NO tengo el físico que se necesita para esa ocupación y nunca lo tendré. Pero me siento más cómoda desnuda que con el boxer de encaje color beige. Siento que sale La Lonja Maldita, el grupo de vellos que se escondió de la depilada, las estrías... y todo lo demás.

Marco no notó mi nerviosismo. Así como tampoco mis defectos físicos... o fingió no verlos en ese momento, porque después me dijo "No te preocupes. Tienes muy bonito cuerpo y la celulitis si no te fijas no se nota".

Muchachos, el día que le regalen lencería a su pareja deshánganse en elogios, y no se les ocurra mencionar los defectos si no quieren que la ropa se quede "sin estrenar".

4 Comments:

Blogger E.V. said...

Woww!, Bien por tu blog, muy bien por tus posts...

Me agrada la manera desenfada que manejas y quiero decirte que aunque es la primera vez que visito tu blog ya lo lei completito...

Felicidades de nuevo y que viva el sexo!!...

12:37 AM  
Blogger LeMoN said...

No sabes lo que se siente leer lo que es masturbarse en una mujer, gracias a ti en ese momento que leia como te has masturbado y las diferentes formas y describias lo que sentias con cada accion me has puesto en la situación de que experimenté en mi mente lo que sería ser mujer y sentir placer masturbandome, gracias.

P.D. Ja te gané Robi Williams! (por si no lo sabes el quería sentir lo que una mujer hablando de sexo obviamente)

4:21 PM  
Blogger Psycho Lillith said...

Los hombres suelen tener tacto de elefante, obvio dan ganas de matarlos.
Aunque pensandolo bien, la amenaza de probar la ropa con alguién más, podría curarlos de esos comentarios que realmente no nos interesan...

Un abrazo fuerte, ten un hermoso y Feliz Año Nuevo!!!

1:28 PM  
Blogger pilonona said...

jajaja...

compra una talla mas grande, esta te quedara bien y no te subira el gordino ni la lonja del juicio, jajaja.

Felices fiestas!

6:48 PM  

Post a Comment

<< Home